Evora

Évora fue en un tiempo un importante centro religioso y de comercio, una histórica importancia que se refleja en la inmensa cantidad de lugares de interés turístico, todos ellos dentro de las antiguas murallas de la ciudad. Entre los más importantes cabe destacar el Templo Romano y una majestuosa catedral,

Évora está rodeada por el Alentejo, una región de olivares tostados por el sol, ciudades fortificadas, pueblos tradicionales y un pegadizo ritmo pausado de vida que es consecuencia de los tórridos meses estivales.