Tavira

Tavira es una ciudad relativamente pequeña y su casco histórico puede ser recorrido en una mañana o una tarde sin demasiada prisa, la parte más turística tiene como punto principal de referencia el río Gilao y el Puente Romano peatonal que lo atraviesa.

La mayor parte de los atractivos turísticos de la ciudad están en la parte sur del puente, entre ellos, lo que queda de la antigua ciudad, el Castillo y la encalada Iglesia de Santiago con su enorme reloj y de las murallas apenas quedan unos pocos torreones y algunas puertas, como la de Don Manuel, junto a la que está la oficina de Turismo y que da a la Plaza de la República. Hoy, en lo que era la parte amurallada de la ciudad, aparecen calles serpenteantes, pasear por ellas es muy agradable, si bien es verdad que la zona no es grande y el paseo será breve.