Perpigñan

Perpiñan de su pasado como antigua capital continental del Reino de Mallorca, conserva un centro histórico de armoniosa arquitectura, donde predomina el arte gótico.

Edificado a finales del siglo XIV, y reformado en época de Luis XI, el famoso Castillet, cuya terraza ofrece una vista incomparable de los tejados de la villa, es el emblema de Perpiñán. Tras franquear la imponente puerta fortificada, deambule por las callejuelas comerciales y descubra los tesoros de la ciudad vieja: la catedral de San Juan Bautista (siglos XIV-XVIII), rematada por un campanile de hierro forjado, cuyo coro alberga un retablo de mármol del siglo XVII, la plaza de la Lonja, con la Lonja de Mar, extraordinario edificio de estilo gótico; el palacio-fortaleza de los reyes de Mallorca, de los siglos XIII y XIV, con sus jardines que dominan la ciudad; el patio del Ayuntamiento, con la estatua de bronce El Mediterráneo, del escultor Maillol…