Setenil de las Bodegas

Se encuentra enclavado a lo largo de un cañón que ha sido excavado por las aguas del río Trejo, y buena parte de sus viviendas se hallan “construidas” bajo un saliente de roca en una manera ingeniosa de convivir con la naturaleza, aprovechan el refugio que les brinda la roca tallada por el río y cierran las paredes rocosas para hacer las casas. La Damita de Setenil, una pequeñísima venus con cinco mil años de existencia y que fue hallada en los años 90 del pasado siglo XX, acredita   que dichas cuevas han estado habitadas de manera constante desde la Prehistoria hasta la actualidad.